Vas a recibir Formación y quieres bonificar?

Con nuestra asesoría podrás recibir formación bonificada, incluso a un coste «0» cero.

Lo primero que haremos sera explicar todo lo que debes saber sobre las bonificaciones. Esta es una iniciativa creada para mejorar la capacitación profesional y el desarrollo personal de los trabajadores. Generando una mayor promoción e integración social de los trabajadores, mejorando así la competitividad de las empresas. A través de las bonificaciones, estas verán minimizados los costes de formación que ofrezcan a sus empleados.

El mecanismo es simple, todas las empresas, a través de la contingencia de Formación Profesional, disponen de un crédito para la formación de sus trabajadores. Este crédito es fruto de las aportaciones realizadas por la empresa y los trabajadores a la Seguridad Social. Así mismo, cada una de ellas sin importar su tamaño, actividad o ubicación puede elegir qué formación quiere hacer. Teniendo como requisito que la acción formativa tenga una relación directa con la actividad de la empresa.

Una vez realizada la formación (NUNCA ANTES), la bonificación que le corresponda a la empresa será restada de los pagos que esta realiza a la Seguridad Social. Para tener derecho a la formación bonificada el alumno debe haber cubierto al menos un 75% de asistencia a la formación.

¿Qué empresas pueden recibir formación bonificada?

Podrán recibir formación bonificada, todas las empresas que tengan centros de trabajo en el territorio estatal, sin importar su tamaño o ubicación. Deben desarrollar formación para sus trabajadores, cotizando la contingencia de Formación Profesional a la Seguridad Social.

Así mismo, los autónomos con personal asalariado, (que coticen por dicha contingencia), podrán acceder a las bonificaciones, siempre que estén al corriente con la Administración. También podrán acceder a las bonificaciones si tuvieran deudas negociadas con aplazamientos, para esto, deberán estar al corriente de los pagos de dicho aplazamiento.

¿Cuál es el crédito formativo para cada empresa?

Cada empresa dispone de un crédito anual para financiar las acciones formativas. En función de la cantidad ingresada durante el año anterior, como contingencia común en concepto de formación profesional y la plantilla media de los trabajadores. Existe un crédito mínimo para las empresas que es de 420 euros anuales para formación.

¿Cuáles trabajadores pueden recibir formación bonificada?

Todos aquellos que coticen a la Seguridad Social por la contingencia de formación profesional, incluidos:
• Trabajadores por cuenta ajena.
• Fijos discontinuos periodo de no ocupación.
• Los que acceden a situación de desempleo cuando se encuentren en periodos formativos.
• Trabajadores acogidos a regulación de empleo en sus periodos de suspensión de empleo por expediente autorizado.

¿Qué Trabajadores NO se pueden beneficiar?

Todos aquellos que NO coticen a la Seguridad Social por la contingencia de formación profesional:
• Autónomos (si su personal asalariado)
• Trabajadores del Mar
• Personal al servicio de las administraciones públicas.

Pasos para gestionar la bonificación

Firma el documento de adhesión / hoja de encargo.

Comunicaremos a FUNDAE siete días antes del inicio de la acción formativa.

Procederemos a la facturación proforma y cobro del curso.

Se realiza la impartición de la formación.

Finalización y aprobación por parte de los alumnos.

Finalizaremos la acción formativa, indicando los alumnos aptos y los costes en aplicativo de FUNDAE.

Prepararemos y enviaremos los documentos de bonificación al cliente.

Aplicación en los Seguros Sociales.

Lagom Soluciones

¿Que diferencia a Lagom Soluciones de la competencia?

Simplificamos los procesos, haciendo sencillo lo complicado. Ofrecemos un servicio transparente, os asesoramos y guiamos en todo aquello que necesites con respecto a la formación bonificada. Tratamos de acercar a nuestros clientes al sistema creado y darle difusión, ya que multitud de empresas lo desconocen. Ponemos a vuestra disposición nuestros medios y conocimientos, para que la formación no sea gravosa económicamente.